Principal Guía de ruleta

La ruleta es, sin duda, uno de los juegos de casino más populares que hay. Los mejores casinos presenciales cuentan con varias mesas de ruleta, mientras que los casinos online pueden ofrecer versiones virtuales o con crupier en vivo. La emoción que supone ver girar la rueda de la ruleta y las múltiples opciones de apuesta disponibles atraen a muchos jugadores, que se animan a probar el juego de forma gratuita o con dinero real.

Si quieres iniciarte en la ruleta y buscas más información, has venido al lugar indicado. Aquí encontrarás una breve introducción a la historia, la mecánica de juego y las diferentes versiones de la ruleta para que sepas de qué va la cosa cuando te encuentres ante una mesa.

Historia de la ruleta

El juego de la ruleta tiene una larga historia que se remonta al siglo XVII. Se cree que un matemático llamado Blaise Pascal inventó una forma primitiva de rueda de la ruleta mientras buscaba una máquina de movimiento perpetuo. El mecanismo de la rueda se combinó con un juego italiano conocido como Biribi para crear las primeras versiones de la ruleta. El término ruleta (del francés, roulette) significa «rueda pequeña», lo que indica la importancia de la rueda en el juego.

Las primeras versiones de la ruleta surgieron en París en el siglo XVIII. Posteriormente, la rueda y la mecánica del juego se fueron mejorando poco a poco antes de exportarse a otros países europeos y de otros continentes. En el siglo XIX, la ruleta ya era uno de los juegos de casino más populares de Europa y Estados Unidos. Se introdujeron nuevas versiones y el juego se acabó de popularizar en todo el mundo. Con la llegada de los casinos online, la ruleta se ha abierto camino en internet: primero como un juego virtual generado por vídeo y posteriormente como un juego en vivo con retransmisiones en tiempo real.

Cómo funciona la ruleta

Aunque la ruleta ha evolucionado mucho con el paso de los años, la estructura básica y el objetivo del juego no han perdido su esencia. En primer lugar, es importante recordar que se trata de un juego de azar, lo que significa que, independientemente de los resultados previos y de la estrategia que se utilice, el resultado será siempre 100% aleatorio.

Si nos fijamos en la estructura del juego, debes conocer ciertos componentes del mismo:

  1. La rueda de la ruleta. Se trata de una rueda giratoria con 37 o 38 casillas numeradas. La casilla en la que caiga la bola determinará el número ganador de la ronda en cuestión.
  2. La bola. Se trata de una bola pequeña que suele ser de color blanco o marfil. Se deja caer en la rueda giratoria y gira hasta que la rueda pierde impulso y cae en una casilla determinada.
  3. El dibujo de la mesa. La parte de la mesa cubierta con un tapete, generalmente de color verde, se conoce como el dibujo. Aquí es donde se realizan las diferentes apuestas, depositando las fichas pertinentes.
  4. El crupier. Es la persona que recoge las apuestas, hace girar la ruleta, anuncia los ganadores, etc.

Cómo jugar a la ruleta

Aunque hay varios conceptos que deben tenerse en cuenta, la mecánica de juego es muy sencilla. El objetivo del juego es acertar el resultado del giro, es decir, adivinar en qué casilla acabará la bola cuando la rueda deje de girar. Ahora bien, el jugador no tiene por qué elegir un número específico, ya que puede apostar por un montón de cosas.

En la ruleta, las apuestas se dividen en «apuestas internas» y «apuestas externas». Como principiante, te recomendamos que empieces con las apuestas externas. Este tipo de apuestas suelen ofrecer unas probabilidades de acierto más altas, si bien los pagos son lógicamente menores. Entre las muchas apuestas externas que ofrece la ruleta, encontramos las siguientes:

  • Alto o bajo: se trata de apostar si la bola caerá en uno de los números altos (19-36) o bajos (1-18).
  • Rojo o negro: se trata de apostar si la bola caerá en una casilla de color rojo o negro.
  • Par o impar: se trata de apostar si la bola caerá en un número par (por ejemplo, el 2) o impar (por ejemplo, el 1).

Hay muchas otras apuestas externas disponibles, así como un sinfín de apuestas internas. Cuando sepas a qué quieres apostar, coloca las fichas sobre el dibujo y espera a que el crupier haga rodar la ruleta. Si tu apuesta resulta ganadora, recibirás el pago correspondiente en función de la apuesta realizada.

Tipos de ruleta

El diseño general, el dibujo y la rueda pueden variar ligeramente en función de la versión del juego a la que juegues. La rueda suele tener 37 o 38 casillas, numeradas del 1 al 36 y con uno o dos ceros. La versión del juego también determinará las apuestas disponibles y las probabilidades y pagos de cada apuesta, tal como puede apreciarse a continuación.

Ruleta europea

La ruleta europea es la ruleta tradicional. En esta versión, la rueda tiene un total de 37 casillas: una de color verde con el 0, 18 de color rojo y 18 de color negro. Esta versión tiene un margen de la casa inferior al de la americana; a continuación, te ofrecemos algunos ejemplos de probabilidades y pagos:

Ruleta americana

La ruleta americana se basa en la ruleta europea, pero la rueda es algo diferente, ya que contiene una casilla verde adicional con el 00, lo que eleva el total de casillas a 38. Esta casilla extra aumenta el margen de la casa y, por lo tanto, reduce las probabilidades de ganar:

Apuesta Probabilidades de ganar Pago
0 (interior) 2,60% 35 a 1
00 (interior) 2,60% 35 a 1
Pleno (interior, un número específico) 2,60% 35 a 1
Caballo (interior) 5,30% 17 a 1
Calle (interior) 7,90% 11 a 1
Esquina (interior) 10,50% 8 a 1
Impar (exterior) 47,40% 1 a 1
Par (exterior) 47,40% 1 a 1
Rojo (exterior) 47,40% 1 a 1
Negro (exterior) 47,40% 1 a 1
1-18 (exterior) 47,40% 1 a 1
19-36 (exterior) 47,40% 1 a 1

Ruleta francesa

Una última versión de la ruleta que vale la pena mencionar es la ruleta francesa. Aunque utiliza la misma rueda que la ruleta europea (con una sola casilla 0), presenta unas reglas adicionales conocidas como «Le partage» y «En prison». Con la primera, si un jugador realiza una apuesta externa y la bola cae en el cero, recupera la mitad de la inversión. Con la segunda, si realizas una apuesta externa y la bola cae en el cero, la apuesta se mantiene en el tapete (en prisión) hasta la tirada siguiente, lo cual te ofrece una segunda oportunidad de ganar.

Aunque estas tres versiones son las más conocidas, el auge de los casinos online ha supuesto la introducción de nuevas variantes de la ruleta virtual y de la ruleta en vivo. Las hay que incluyen juegos rápidos, con varias bolas o con sistemas de bonificación únicos. Nosotros te recomendamos dominar primero las versiones tradicionales y aprenderte bien las reglas antes de sumergirte en el mundo de las variantes más creativas de la ruleta.